Skip to main content

Comunicado de prensa

Transparencia Internacional Brasil se permite informar que noticias publicadas recientemente en periódicos de América Latina sobre los resultados de nuestro estudio “Transparência em Relatórios Corporativos: as 100 maiores empresas e os 10 maiores bancos brasileiros” (TRAC Brasil 2018) han sido tomadas fuera de contexto y muchas no obedecen a la verdad.

Es por este motivo que aclaramos lo siguiente:

  • La serie de estudios Transparency in Corporate Reporting - TRAC, publicada desde 2013 por Transparencia Internacional, tiene como objetivo evaluar las prácticas de transparencia de las empresas analizadas, teniendo en cuenta tres criterios: lo que las empresas publican sobre sus programas anticorrupción, sus estructuras societarias y la publicación de los informes financieros en cada país donde operan.
  • El análisis de buenas prácticas de divulgación de los criterios anteriormente mencionados no significa que se está certificando de alguna manera a una empresa en relación con prácticas de corrupción. De nuevo, nuestro estudio sólo está evaluando la divulgación proactiva de políticas internas anticorrupción como medida de transparencia.
  • La serie TRAC cuenta con ediciones globales (mayores multinacionales del mundo: 2012 y 2014), por segmentos (mayores empresas de los mercados emergentes: 2013 y 2016) y más de 20 ediciones nacionales. Esta escala global de TI, junto con su reconocida experiencia en materia de transparencia y anticorrupción, hicieron de la serie TRAC la herramienta más influyente de benchmarking y mejora de prácticas corporativas hoy disponibles en el mundo.
  • En el estudio TRAC Brasil 2018 resaltamos que empresas investigadas o condenadas en casos de corrupción obtuvieron relativamente buenas calificaciones en la primera de las tres dimensiones evaluadas. Son los casos, por ejemplo, de Petrobras, de JBS y de Odebrecht, para citar las más emblemáticas. Estos no son casos excepcionales, sino una tendencia que se verifica en todas las ediciones globales y nacionales de la serie TRAC. La principal explicación es que, en un intento de revertir sus pérdidas financieras y de imagen, estas empresas invierten mucho más en el cumplimiento de las leyes, reglamentos y en la divulgación de sus políticas anticorrupción. En muchos casos hay también imposiciones legales de fortalecer sus programas anticorrupción y compliance, derivadas de sus acuerdos de colaboración con autoridades judiciales.
  • Aprovechando la imagen positiva y reconocida de Transparencia Internacional como referencia en anticorrupción, los resultados de nuestras investigaciones son utilizados en campañas de comunicación y de relaciones públicas de las empresas evaluadas. La serie TRAC busca dar visibilidad y, con esto, generar incentivos a las empresas que están dedicando esfuerzos para alcanzar las mejores prácticas que defendemos. Es justo y necesario que TI apoye estas transformaciones y, por lo tanto, igualmente justo que las empresas divulguen sus buenos resultados. Sin embargo, tan o más importante es nuestro papel de divulgar y exigir mejorías en las graves deficiencias que persisten en las prácticas de estas empresas.
  • Este es el caso de la empresa Odebrecht, que divulgó un comunicado de prensa al respecto. Es importante aclarar que la constructora Odebrecht solo obtuvo una calificación positiva en uno de los tres criterios evaluados, el relacionado con la divulgación de las políticas anticorrupción, en el cual obtuvo el 100% de la puntuación al haber cumplido con los requisitos de esta dimensión del estudio. Sin embargo, lo que no menciona su comunicado es que obtuvo una calificación negativa en relación con su nivel de transparencia organizacional (50%) y en la información financiera disponible de cada país donde tienen operación (0%).
  • Odebrecht divulgó apenas su resultado total y una de las dimensiones del estudio en una campaña de comunicación ampliamente divulgada en América Latina. Muchos medios publicaron noticias al respecto sin tener en cuenta la fuente primaria de información (TRAC Brasil 2018) y sin verificar la evaluación completa del desempeño de la empresa. Además de la información incompleta, hubo también divulgación de noticias falsas (fake news), anunciando, por ejemplo, la inclusión de Odebrecht en una inexistente “lista anticorrupción de Transparencia Internacional” y una premiación por parte de TI a la empresa que nunca ocurrió.

Transparencia Internacional Brasil continuará reconociendo e incentivando los esfuerzos genuinos de las compañías que buscan mejorar sus estándares. Las empresas con pasado de corrupción no necesariamente se excluyen de las mismas, pero nuestra organización mantendrá su compromiso de trabajar incansablemente para que estos cambios no se limiten al papel, y que podamos comprometer de la misma forma al mercado y a la sociedad para seguir presionando por este objetivo.


For any press enquiries please contact

Benedito Sverberi (TI BR): bsverberi@br.transparency.org