Skip to main content

Alta discrecionalidad para tomar decisiones y detrimento patrimonial

Los principales riesgos de corrupción en procesos de contratación del sector de Agua Potable y Saneamiento Básico

El hallazgo de más de 10 riesgos de corrupción de gran recurrencia en los procesos de gestión contractual del sector de Agua Potable y Saneamiento Básico no sólo demuestra serias falencias en las etapas de planeación y contratación, escaza visibilidad de los procesos e incumplimiento de las normas, sino también evidencia la corresponsabilidad institucional en la lucha contra este fenómeno y la necesidad de un apoyo decidido del sector privado para obtener resultados a largo plazo.

Esta es una de las principales conclusiones que arroja la Matriz de riesgos de corrupción en el proceso de gestión contractual del sector de Agua Potable y Saneamiento Básico: recomendaciones para la prevención de la corrupción, una publicación elaborada por Transparencia por Colombia en el marco del Acuerdo Transparente entre Empresas Fabricantes de Tuberías y Accesorios.

Los resultados de la investigación permiten comprender la relación nefasta que tiene la corrupción con el acceso a uno de los recursos más importantes: el agua. Además, dan cuenta de las manifestaciones de la corrupción en ámbitos específicos de los procesos de contratación y resaltan la probabilidad de ocurrencia de corrupción en el sector.

El mapa de riesgos de corrupción se elaboró a partir del análisis de cuatro categorías que corresponden a los componentes necesarios para una gestión íntegra del proceso de gestión contractual, tales como: visibilidad; institucionalidad y cumplimiento de las normas; control, autorregulación y sanción, y gestión anticorrupción.

La Matriz también presenta el diagnóstico de las debilidades, las oportunidades, las fortalezas y las amenazas identificadas en las cuatro etapas del proceso de gestión contractual (planeación, precontractual, contractual y poscontractual) y analiza 25 riesgos específicos de corrupción, entre los que se encuentran: bajo nivel de transparencia activa, cohecho, prevaricato, interés indebido en celebración de contratos, malversación de recursos, clientelismo, entre otros.

Para Elisabeth Ungar, Directora Ejecutiva de Transparencia por Colombia, más que un ejercicio analítico de factores que identifica posibles riesgos de corrupción, la matriz es una herramienta gerencial que permite entender los problemas y darles una acción práctica y cotidiana para su solución. “Nos permite tener una visión integral y colectiva de la problemática en un espacio de la gestión pública altamente cuestionado como es la contratación. Los riesgos identificados son oportunidades de mejora que involucran a los diferentes actores del sector, ampliando la perspectiva de trabajo”.

Principales hallazgos

De acuerdo con la Matriz de Riesgos de Corrupción en los procesos de contratación del sector de Agua Potable y Saneamiento Básico, se identificaron 11 riesgos de corrupción, de 25 analizados, que marcan porcentajes de riesgo superiores al 50 %.

Principales riesgos de corrupción

Además, se encontró que dos ámbitos de la gestión contractual muestran una alta concentración de diversos riesgos de corrupción. Tanto la visibilidad como el cumplimiento de norma alcanzan porcentajes de riesgo del 42 %, lo que indica grandes debilidades en el proceso de gestión contractual.

En esta misma línea, los ámbitos como la gestión anticorrupción y el control, la autorregulación y la sanción no están exentos de generar alerta. Porcentajes del 41 % y 36 % respectivamente son un llamado claro para el desarrollo de acciones anticorrupción encaminadas a fortalecer las labores de supervisión e interventoría de los agentes de control.

Ámbitos de gestión con mayor riesgo

Ámbitos de la gestión frente a Etapas con mayores riesgos

¿Cómo avanzar?

Sin duda el compromiso del sector privado en la generación de este tipo de instrumentos y herramientas es una propuesta concreta para la promoción de la transparencia en la cogestión de los recursos públicos. Igualmente, la participación de los gremios y la alta gerencia del sector son fundamentales para iniciar el cambio, así como la vinculación de la cadena de valor, que debe ser una de las principales apuestas del sector.

Luchar contra la corrupción en sus múltiples manifestaciones en el proceso contractual requiere de un apoyo decidido del sector privado y público, que debe involucrar a diversos aliados en la promoción del cambio en prácticas, procesos y procedimientos. Gestionar procesos anticorrupción es un reto que requiere acciones decididas y sostenibles, ya que los resultados, en su mayoría, se obtienen a largo plazo.

Finalmente, para Elisabeth Ungar, Directora de Transparencia por Colombia, es necesario seguir trabajando en acciones de mejora para mitigar los riesgos de corrupción con el fin de ofrecer lineamentos en materia de anticorrupción a los actores del sector; suministrando formación, capacitación e instrumentos que les permitan hacer frente a la vulnerabilidad de la ocurrencia de posibles actos de corrupción.

  • Consulte el anexo de la Matriz de riesgos haciendo clic aquí.

Notas para los editores: 1) el máximo de número de riesgos estándar por etapa corresponde a la relación entre el número de problemas encontrados en cada uno de los ámbitos, multiplicado por los 25 riesgos identificados como base; 2) para este caso, la gestión contractual debe entenderse como el proceso de organización, coordinación y ejecución de las técnicas, los procedimientos y las actividades propias de la celebración de contratos.


For any press enquiries please contact

Margareth Figueroa Garzón
Coordinadora de Comunicaciones
Corporación Transparencia por Colombia
T: 610 0822 Ext. 103
E: comunicaciones@transparenciacolombia.org.co