Skip to main content

Entrará en vigencia la primera convención global anticorrupción

Siete países del Grupo de los Ocho deben todavía ratificar la primera convención global anticorrupción

Con la ratificación de Ecuador ayer, la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, el primer instrumento global para la lucha contra la corrupción, podrá entrar en vigencia el 14 de Diciembre de 2005. Este logro fue alcanzado a pesar de que, del Grupo de las Ocho naciones industrializadas (G8), sólo Francia ratificó este acuerdo.

“El G8 necesita demostrar que ellos entran en esta batalla para ganar. Los países ricos no pueden exigir que sus vecinos en desarrollo tomen la lucha contra la corrupción seriamente cuando ellos mismos están reticentes a actuar”, sostuvo David Nussbaum, Director Ejecutivo de Transparency International. “Las siguientes ratificaciones deben incluir mayor cantidad de países industrializados, de lo contrario los compromisos asumidos por el G8 serán sólo un papel firmado”.

El pago de sobornos, el lavado de dinero producto de la corrupción y la lucha en contra de los funcionarios corruptos son fenómenos transnacionales y requieren de soluciones internacionales. La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción aborda estos temas convirtiéndose en un poderoso instrumento legal que podrá:

  • Acelerar la recuperación de fondos robados por dictadores y otros funcionarios públicos, como por ejemplo aquellos bajo el régimen de Abacha en Nigeria, mediante una mejor y más rápida colaboración entre los gobiernos.
  • Obligar a los centros bancarios como Suiza y el Reino Unido a colaborar con las investigaciones y actuar para prevenir el lavado de dinero.
  • Permitir la acción judicial global contra los corruptos, sin importar dónde se escondan. Aún sin muchos recursos, las naciones podrán seguir el rastro de personas y empresas extranjeras que hayan cometido actos de corrupción en su territorio.
  • Activar para todos los miembros la prohibición de soborno a funcionarios extranjeros, incluso para grandes potencias comerciales fuera del ámbito de la OCDE como China, Rusia o Arabia Saudita.
  • Proveer un marco para legislación doméstica anticorrupción, introduciendo, en particular, la protección a los denunciantes, la libertad de información y sistemas de rendición de cuentas para el sector público.
  • Requerir medidas para el establecimiento de estándares de auditoría y contabilidad en el sector privado y sancionar a los que no cumplan.

Hasta el momento, 129 países, incluyendo a los del G8, la han firmado, permitiendo así un alcance geográfico sin precedente. Sin embargo, sólo un cuarto de estos países la han ratificado, lo que significa que su adopción en la legislación nacional sigue siendo un camino largo por recorrer.

Los países deben hacer algo más que tan sólo firmar los documentos; deben traducir las provisiones de la Convención en acciones concretas. La conferencia de seguimiento de la convención a celebrarse en la segunda mitad de 2006 debe generar un efectivo sistema para que cada país pueda ser revisado en su implementación de la convención.

# # #

TI es la organización no gubernamental líder en la lucha contra la corrupción en el mundo.


For any press enquiries please contact

Sarah Tyler
Jesse Garcia
Ines Selvood
Tel: +49-30-3438 2019/45
Fax: +49-30-3470 3912
press@transparency.org