Skip to main content

Hay que proteger a la lucha contra la corrupción y los derechos de la ciudadanía en Perú

Transparency International manifiesta su preocupación por la crisis política y la incertidumbre en Perú desencadenada tras la destitución del presidente Martín Vizcarra el lunes pasado. La consecuente concentración de poder entre el Poder Ejecutivo y el Parlamento amenazan las garantías de transparencia y rendición de cuentas y podrían incrementar las condiciones de impunidad que facilitan la corrupción a gran escala.

El Poder Ejecutivo Interino y las fuerzas internas de seguridad deben proteger el derecho de la ciudadanía a manifestarse pacíficamente ante los desarrollos recientes, de acuerdo con estándares internacionales de derechos humanos de control de manifestaciones. Transparency International, a través de Proética, su capítulo nacional en Perú, queda atenta al progreso de las investigaciones de corrupción, las cuales deben mantenerse y arribar a sanciones correspondientes dentro del debido proceso. La lucha contra la corrupción es una demanda legítima de los peruanos. Rechazamos su instrumentalización para fines subalternos.

Delia Ferreira Rubio, Presidenta de Transparency International afirmó: “La ciudadanía tiene el derecho de expresarse legítimamente ante la salida del Presidente. Asimismo, la lucha contra la corrupción nunca debe estar supeditada a los intereses de los partidos políticos, ni mucho menos ser abusada para extender la impunidad de aquellos que se encuentran bajo sospecha de corrupción.”

Transparency International reitera las recientes demandas de Proética, su capítulo nacional en Perú. En particular, resaltamos la importancia de que las elecciones estipuladas para abril de 2021 no se retrasen y que las investigaciones de parlamentarios y funcionarios públicos se desarrollen rápidamente y de forma efectiva.

Transparency International press office
T: +49 30 34 38 20 666
E: press@transparency.org