Skip to main content

Señor canciller Argentino: se equivoca. La lucha contra la corrupción es fundamental para la generación de empleo

La Secretaría Internacional y el Capítulo Argentino de Transparency International (TI) lamentan los dichos del canciller argentino Rafael Bielsa, en una entrevista concedida ayer al diario La Nación de Buenos Aires, en donde el Ministro a cargo de la organización de la IV Cumbre de las Américas se pregunta si “ tiene sentido discutir sobre corrupción (…) en un país donde el 37 por ciento de los compatriotas tiene problemas económicos”. Sí, señor canciller, tiene mucho sentido.

La corrupción es el principal freno al desarrollo económico en los países de bajos ingresos. El Instituto del Banco Mundial estima que 1 trillón de dólares se pierden anualmente en sobornos en el mundo. Esta mala administración de los recursos, públicos y privados, tiene un efecto devastador sobre los que más necesitan. Y es fundamental atacar este problema si se quiere atender los problemas económicos de la población. La corrupción desincentiva la inversión económica y, por ende, no permite la generación de empleo.

“Lamentamos profundamente las afirmaciones del canciller Bielsa. Vemos que algunos gobiernos no han entendido el grave problema que la corrupción presenta a la hora de discutir políticas de generación de empleo y superación de la pobreza”, sostuvo Silke Pfeiffer, Directora para las Américas de TI, desde Berlín. “Es lamentable que este sea el espíritu del país anfitrión. Esperamos que los mandatarios reunidos entiendan que atacar la corrupción es primordial para alcanzar las metas de la Cumbre,” agregó.

“Vemos cómo las lecciones del pasado, en donde la corrupción no parecía un problema a resolver, se presentan nuevamente”, reflexionó Pilar Arcidiácono, Coordinadora del Área de Transparencia y Anticorrupción de Poder Ciudadano. “El Índice de Percepción de la corrupción 2005 demostró que tanto Argentina como la mayoría de los países de Latinoamérica se encuentran amenazados por niveles de corrupción rampante. Si los gobiernos reunidos en la Cumbre de Mar del Plata llegan con la visión del canciller argentino, el objetivo de fortalecer la gobernabilidad en la región será sólo una promesa más”, agregó.

Bielsa sostuvo en la misma entrevista que la corrupción será un tema importante, pero “ qué podemos decir sobre eso que ya no se haya escrito”, se preguntó. Señor canciller, no hace falta seguir hablando, hace falta que esos dichos se conviertan en acciones.

Lo que esperamos –y todos los argentinos esperan- de los gobernantes reunidos en la IV Cumbre de las Américas es un cambio en las prácticas de sus administraciones en cuanto a su compromiso con el ataque a la corrupción; ya que esto beneficiará a todos los ciudadanos, pero especialmente a los más débiles que no pueden luchar por si mismos y ayudará a establecer condiciones para la generación de empleo en los países del hemisferio.

###

TI es la organización no gubernamental líder en la lucha contra la corrupción en el mundo (www.transparency.org)


For any press enquiries please contact

press@transparency.org