Skip to main content

Se insta a los estados miembros de la OEA a que aceleren la revisión de la convención Interamericana contra la corrupción

Transparency International hace un llamamiento para que la reunión de la Asamblea General de la OEA acelere la agenda para la primera ronda de evaluaciones de la Convención y adelante el plazo para su finalización para Diciembre 31 de 2003.

'Es hora de acelerar el progreso de la lucha contra la corrupción en el continente americano,' manifestó Transparency International (TI), la organización anticorrupción sin ánimo de lucro, en un llamamiento a los miembros de la Organización de los Estados Americanos, quienes se reunirán desde el 2 hasta el 4 de junio de 2002 con ocasión de la Asamblea General de la OEA en Bridgetown, Barbados.

Durante la Tercera Cumbre de las Américas en Quebec realizada en abril de 2001, los jefes de Estado reconocieron que "la corrupción debilita los valores democráticos básicos, desafía la estabilidad política y el crecimiento económico, y por lo tanto es una amenaza contra intereses vitales de nuestro hemisferio."

Sin embargo, seis años después de la adopción de la Convención Interamericana Contra la Corrupción, varios estados, entre ellos Brasil, aún no la han ratificado, y un proceso de seguimiento para evaluar la implementación se acaba de establecer solo recientemente. En adición a esto, al paso al que actualmente se está llevando a cabo la revisión de la implementación de la Convención, pasarán todavía varios años antes de lograr concluir tan sólo una revisión de los compromisos claves.

En una carta dirigida al Secretario General de la OEA, César Gaviria, con fecha del 17 de mayo de 2002 ( anexada al final de este comunicado), TI expresó su preocupación de que este lento proceso pudiera amenazar con "debilitar paulatinamente el apoyo para la Convención y la credibilidad del proceso de seguimiento."

TI insta a los estados miembros para que hagan un compromiso dirigido a tomar los siguientes pasos:

  • Acelerar la agenda para la primera ronda de evaluaciones, adelantando el plazo para su terminación para el 31 de diciembre de 2003 en lugar de finales del 2004. Completar una revisión de los progresos de los países en relación con todos los compromisos claves para presentar un informe durante la próxima Cumbre de las Américas, cuya fecha actualmente está prevista para el 2005.
  • Demostrar la voluntad política necesaria, y junto con instituciones financieras multilaterales, proporcionar los recursos que se necesitan con urgencia para un proceso de evaluación efectivo y oportuno.

Elogiamos a la OEA en sus esfeurzos por poner la información al alcance del público en su página web (www.oas.org) y por abrir sus reuniones a la sociedad civil. A medida que el proceso avanza, es fundamental que todos los países compartan información con los ciudadanos acerca de la forma en que han implementado la convención, y que le concedan la oportunidad a los ciudadanos de proporcionar evaluaciones imparciales, creíbles e independientes. El Presidente de TI, Peter Eigen, recalcó que "la clave para una lucha efectiva contra la corrupción es la participación de la sociedad civil y del sector privado. La valoración objetiva que pueden ofrecer y su participación activa son escenciales para comenzar la transición de las obligaciones legales a las reformas reales, que incluyen cambios en las prácticas y las conductas."

Los capítulos nacionales de Transparency International en toda América han sustentado un esfuerzo anticorrupción a nivel regional desde la Cumbre de las Américas de 1994. Consideran que la Convención es una guía importante para la realización de reformas y han respaldado los esfuerzos de la OEA para promover la implementación y el cumplimiento de ésta.

Varios capítulos nacionales de TI, incluyendo los capítulos de México, Costa Rica, Ecuador, Chile, Argentina, Estados Unidos y Canadá, se reunieron hace poco en México para definir una estrategia común para acompañar a la OEA en sus esfuerzos para promover reformas y evaluar progresos. Esta labor está siendo realizada en cooperación con otras organizaciones profesionales en diferentes países.

Notas: La Convención Interamericana Contra la Corrupción establece una guía para realizar un ataque integral en contra de la corrupción. Por medio de ella los estados miembros de la OEA se comprometen a: penalizar una amplia gama de actos corruptos; mejorar la aplicación de la ley; incrementar la cooperación legal y judicial; y fortalecer las medidas preventivas, tales como códigos de conducta para funcionarios públicos, declaración de bienes, y protección para aquellos que denuncian actos de corrupción.

Los capítulos nacionales de TI en toda América han fijado un enfoque constructivo para la cooperación con la OEA con el fin de hacer efectivo el cumplimiento de la convención regional. En 1999, por ejemplo, en conjunto con la Federación Interamericana de Abogados y la American University (Universidad Americana), TI organizó una "Mesa Redonda de Expertos", la cual permitió hacer un análisis de los instrumentos de monitoreo utilizados en otros acuerdos internacionales, y su relevancia e implicaciones al ser utilizados de manera similar en la Convención regional. En el 2000, TI-Ecuador y TI-Chile prepararon un informe acerca de los cambios que necesita su legislación nacional para poder cumplir con los requisitos de la Convención arriba mencionada. TI también ha presentado una serie de recomendaciones y comentarios acerca de la metodología y el cuestionario para la primera ronda de evaluaciones - disponible bajo ti_cicc@123.cl

Apéndice: Carta de los Capítulos Nacionales de TI en América dirigida al Secretario General de la OEA, César Gaviria, con fecha del 17 Mayo de 2002.


For any press enquiries please contact

Berlin:
Jefe de Relacio:
Jeff Lovitt (Berlin)
Tel: +49-30-3438 2045
Fax: +49-30-3470 3912
Email: press@transparency.org

Oficial de Programas para América Latina:
Jessica Berns
Tel: +49-30-3438 2045/2060

Washington:
Director General, TI-USA:
Nancy Zucker Boswell
Tel: +1 202 296 7730
Email: tiusa@aol.com