Skip to main content

HASTA EN LOS PAÍSES RICOS, EL SOBORNO GOLPEA MÁS A LAS FAMILIAS POBRES, ENCUENTRA LA NUEVA ENCUESTA DE TI

El Barómetro Global de la Corrupción 2007: Los Partidos Políticos y los parlamentos son considerados como las instituciones más afectadas por la corrupción

Issued by Transparency International Secretariat

Las familias de bajos recursos tanto en los países desarrollados como en desarrollo son las más afectadas por el soborno, según el Barómetro Global de la Corrupción 2007 de Transparency International. La encuesta de opinión pública dada a conocer hoy; anticipando el 9 de diciembre, Día Internacional contra la Corrupción, encontró que ciudadanos alrededor del mundo continúan viendo a los partidos políticos y a los parlamentos como las instituciones más afectadas por la corrupción.

El Barómetro, que encuesta 63,199 personas en 60 países, ofrece un espectro amplio de información sobre experiencias diarias con la corrupción, incluyendo cuáles instituciones piden sobornos con más frecuencia, dónde ven los ciudadanos un mayor grado de corrupción, sus expectativas sobre los niveles futuros de corrupción y cómo perciben los esfuerzos de su gobierno para erradicarla.

“El Barómetro Internacional de la Corrupción deja en claro este año que muy a menudo la gente tiene que destinar el dinero difícilmente ganado a pagar por servicios que deberían ser gratuitos”, declaró la presidenta de Transparency International Huguette Labelle. “Y ellos no ven un compromiso suficiente en sus gobiernos o líderes. Sin embargo somos optimistas, pues el público en general ha aumentado la exigencia de que las mismas instituciones que más afectan sus vidas asuman su responsabilidad, constituyéndose en un poderoso motor del cambio.”

El Soborno: Un impuesto para las familias pobres en cualquier parte

El Barómetro Global de la Corrupción 2007 de TI encontró que son los pobres quienes con más frecuencia son confrontados con la exigencia de sobornos, tanto en los países ricos como en los pobres. Le extorsión golpea los hogares de bajos ingresos como un impuesto regresivo que mina sus escasos recursos.

Más de uno cada diez encuestados reportó haber pagado un soborno en el año pasado para recibir la atención de diferentes proveedores de servicios. Los países con el nivel más alto de pequeña corrupción son Albania, Camboya, Camerún, Macedonia, Kosovo, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Rumania, y Senegal, donde más del 30 por ciento de los encuestados reportó haber pagado sobornos.

Al preguntar sobre el trato con diferentes proveedores de servicios, el teléfono y el gas fueron los menos propicios a pedir sobornos, mientras que la policía que es la institución a cargo de aplicar la ley, fue la fuente mas frecuente de demandas de soborno (a 25 por ciento de los encuestados que estuvieron en contacto con la policía se les pidió sobornos) seguida por las cortes quienes fueron la segunda fuente de soborno más frecuente a nivel mundial.

La policía y el poder judicial corruptos significan la negación de derechos

“El Barómetro muestra que la policía y el poder judicial en muchos países del mundo, al pedir sobornos a los ciudadanos, forman parte del ciclo de la corrupción”, dijo Cobus de Swardt Director Internacional de Transparency International. “Estos resultados inquietantes significan que la corrupción interfiere con el derecho básico de igualdad ante la ley.”

Transparency International, basándose en su Reporte Global de la Corrupción 2007, ha hecho este año una campaña intensa contra la corrupción en el sistema judicial. Este reporte explica en detalle cómo la corrupción afecta las cortes: jueces y personal judicial aceptan sobornos para demorar o acelerar la resolución de los casos, para permitir o negar una apelación, o para incidir en el veredicto final. El Reporte Global de la Corrupción 2007 también incluye información de una encuesta de 2002 en donde se muestra que el 96 por ciento de los encuestados en Pakistán que tuvieron contacto con las cortes de primera instancia, encontraron prácticas corruptas. Mientras en Rusia, cada año se destina un estimado de 210 millones de dólares a pagos de sobornos en las cortes.

Sobornos por sector: Una perspectiva regional

A pesar de que globalmente la policía es la institución reportada como la que pide más sobornos, hay diferencias regionales importantes. En los países de la Unión Europea y otros de Europa Occidental, los servicios médicos sobresalen como la fuente de soborno más común. En América Latina, Asia Pacífico y América del Norte la pequeña corrupción es un gran problema en el poder judicial. En África y los Nuevos Estados Independientes (Rusia, Moldavia y Ucrania), sin embargo, el soborno fue mucho más prevaleciente en los sectores de la educación y la salud ambos vitales para el desarrollo humano.

El soborno pequeño aumentó entre 2006 y 2007 en países de la región de Asia Pacífico, (22 por ciento de los encuestados reportaron haber pagado un soborno para recibir un servicio, antes 15 por ciento) y en el Sureste de Europa (12 por ciento, antes 8 por ciento). África registró un pequeño descenso (42 por ciento antes 47 por ciento).

“Estas cifras muestran los espantosos escenarios del mundo real en donde el dinero es extorsionado de los ciudadanos inocentes en situaciones en las que son vulnerables, como durante emergencias médicas o al ser víctimas de un crimen”, dijo Huguette Labelle. “el soborno arraigado inflige heridas profundas y permanentes en una sociedad, destruyendo la confianza de los ciudadanos en quienes gobiernan”.

Los partidos políticos siguen siendo los más afectados por la corrupción

El Barómetro también pregunta al público en general qué instituciones ven como las más afectadas por la corrupción. Año tras año, los partidos políticos y los parlamentos -- las instituciones con el poder de representar el interés público en la toma de decisiones -- ocupan el primer lugar.

“Nuestra experiencia ha mostrado que el compromiso de estas instituciones es clave para garantizar el éxito en la lucha contra la corrupción”, dijo de Swardt. “Estos números preocupantes muestran que el gobierno enfrenta una crisis de legitimidad, que puede socavar la democratización, estabilidad y la protección de los derechos humanos.”

Las organizaciones no gubernamentales (ONGs) y religiosas son vistas por los entrevistados como las instituciones menos afectadas por la corrupción. Sin embargo, la imagen de relativa limpieza de las ONGs y del sector privado se ha deteriorado entre 2004 y 2007. Lo que indica que estos dos sectores están bajo una creciente presión pública para demostrar transparencia y rendición de cuentas.

El público en general listo para un cambio

Las expectativas del público en general sobre los niveles futuros de corrupción se han vuelto más obscuras al compararlas con el Barómetro 2004. Este año, el 54 por ciento de los entrevistados reportó que esperaba que la corrupción aumentara en los próximos años, siendo 43 por ciento cuatro años antes. En 2007, solo uno de cada cinco encuestados espera que el nivel de corrupción baje en el futuro cercano.

Las Filipinas y la India sobresalen como los países más pesimistas, con más de 79 por ciento de encuestados que esperan un aumento en la corrupción. Entre los países más pesimistas se encuentran Alemania, India, Filipinas, Senegal, África del Sur, Países Bajos y el Reino Unido. Pero la perspectiva negativa no fue universal, los entrevistados en Bulgaria, Ghana, Macedonia, Nigeria y Singapur fueron indudablemente optimistas al creer que los niveles futuros de corrupción bajarán.

Los gobiernos no hacen suficiente

Las actitudes frente a los esfuerzos anticorrupción de los gobiernos fueron similares a las expectativas sobe los niveles futuros de corrupción: más de la mitad de los entrevistados calificó a sus gobiernos como inefectivos. Solo uno de tres encuestados sintió que su gobierno era efectivo en la lucha contra la corrupción.

En promedio, el público fue más escéptico en América Latina y del Norte, región de la Unión Europea y otros países de Europa Occidental y Asia Pacífico. Los norteamericanos y europeos ven los esfuerzos del gobierno de forma muy negativa (con 19 y 28 por ciento de aprobación respectivamente), y a pesar de los bajos niveles de sobornos pequeños, muestran estar preocupados por los problemas de gran corrupción y la falta de compromiso que sus gobiernos manifiestan para hacer algo al respecto. La falta de planes explícitos para frenar la corrupción en los países del norte puede agravar este descontento del público en general.

Por otra parte, algunos de los países africanos encuestados se muestran más optimistas que sus contrapartes de América del Norte y Europa. Los países ricos en particular necesitan escuchar lo que sus ciudadanos dicen y adoptar medidas anticorrupción en casa como lo que ellos han pedido por años a los países receptores de ayuda.

Las mujeres son más pesimistas

El análisis detallado muestra que las mujeres son más pesimistas que los hombres sobre los futuros niveles de corrupción. Esto contrasta con otro hallazgo del Barómetro 2007, en donde las mujeres tienden menos que los hombres a pagar un soborno, aunque esto pueda atribuirse a las diferencias basadas en el género sobre la frecuencia y tipo de contacto institucional.

El Barómetro vs. Índice de Percepción de la Corrupción

Los resultados del Barómetro Global de la Corrupción muestran una correlación fuerte (0.66) entre la experiencia de los ciudadanos ordinarios con el soborno y la percepción de la corrupción de los expertos, que es la base para el Índice de Percepción de la Corrupción, la herramienta bandera de medición de TI. Los países, en donde hombres y mujeres de negocios, analistas del país y expertos perciben la corrupción como generalizada son los mismos en donde se registra en promedio, la mas alta proporción de encuestados que pagan sobornos para acceder a los servicios.

Conclusión: No es únicamente el gobierno quien debe trabajar más duro

“Volver las promesas acciones es esencial si se quiere que los esfuerzos anticorrupción tengan algún impacto en las vidas de la gente común. El compromiso de los gobiernos es clave para luchar contra la corrupción. Pero los gobiernos no son los únicos responsables. Necesitamos también ver acciones concretas de la sociedad civil y del sector privado,” concluyó Huguette Labelle. “La gente está siendo castigada por el soborno y contrariada por la corrupción. El Barómetro Global de la Corrupción 2007 es una llamada de alerta, un recordatorio que la gente alrededor del mundo está pidiendo cada vez más un alto a la corrupción y a su terrible costo.”

###

Nota a los editores:

El Barómetro Global de la Corrupción refleja los resultados de una encuesta de opinión pública que evalúa las percepciones y las experiencias de la corrupción. Este año se encuestaron a 63,199 en 60 países y territorios para el estudio entre junio y septiembre de 2007. La encuesta del Barómetro se ha llevado a cabo anualmente desde 2003 por Gallup International Association como parte de su encuesta La Voz de la Gente.

El reporte completo y las preguntas frecuentes están disponibles en: http://www.transparency.org/research/gcb/gcb_2007


For any press enquiries please contact

Gypsy Guillén Kaiser
T: +49 30 343820662
E: ggkaiser@transparency.org