Skip to main content

PAÍSES ENFRENTAN GRAVES PROBLEMAS EN LA TRANSPARENCIA DE FONDOS POLÍTICOS

Estudio llama a vigilar el financiamiento de campañas y partidos

El financiamiento de partidos políticos y campañas electorales se desarrolla en la oscuridad en ocho países latinoamericanos, según un estudio publicado hoy por Transparency International (TI) y el Centro Carter.

El estudio, parte del proyecto Crinis, demuestra que existen graves fallas en las normas y prácticas que rigen la transparencia y la rendición de cuentas en los sistemas de financiamiento de partidos y campañas en Argentina, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Perú, países cubiertos por el estudio. Los principales problemas están en: la falta de control de las donaciones privadas, la falta de rendición de cuentas por parte de los candidatos, la poca confiabilidad de los datos presentados por los partidos,y el hecho de que en la mayoría de los países la información sobre fondos políticos no se divulga al público.

“Nuestra meta no es criticar sino aportar para que los gobiernos democráticos mejoren. Para una participación justa de los votantes, debemos evitar que los candidatos y partidos se beneficien de sus recursos económicos derivando ventajas indebidas con fondos superiores y asegurarnos de que los donantes no influyan indebidamente las decisiones de los representantes electos cuyas campañas ayudaron a financiar. La regulación del financiamiento político es esencial para una democracia saludable”, dijo Jimmy Carter, ex mandatario estadounidense y fundador del Centro Carter en una declaración.

El dinero es un elemento esencial para el buen funcionamiento de las democracias y de los partidos siempre y cuando se utilice de manera transparente, debidamente contabilizado, a la vista pública y sujeto a mecanismos efectivos de control estatal y social. Esto garantiza a la ciudadanía el derecho fundamental de conocer los intereses económicos detrás de sus candidatos y poder tomarlos en cuenta al emitir su voto. La transparencia y rendición de cuentas también sirven para controlar irregularidades como la compra de votos o la entrada de fondos ilícitos.

Crinis propone medidas para que los gobiernos y ciudadanos ayuden a aumentar la transparencia y rendición de cuentas. Más allá de un análisis comparado de los resultados en ocho países, el estudio incluye un informe narrativo para cada país con resultados y recomendaciones detalladas.

“Los ciudadanos no tienen cómo saber quienes financian a sus candidatos y representantes políticos. La falta de transparencia del dinero en la política plantea alarmantes riesgos de corrupción ya que las donaciones privadas se convierten fácilmente en un canal para comprar favores”, dijo Silke Pfeiffer, Directora para las Américas de Transparency International durante el lanzamiento del estudio en la ciudad de Panamá.

Un aumento en la transparencia conduciría a un mayor cumplimiento con acuerdos internacionales de estos países tales como la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos y la Convención contra la Corrupción de las Naciones Unidas. Ambos convenios han sido ratificados por todos los países evaluados en Crinis.

FINANCIAMIENTO POLÍTICO A OSCURAS

Donaciones privadas sin control: En la mayoría de los países la rendición de cuenta de los partidos cubre principalmente los recursos públicos recibidos dejando en segundo lugar a las contribuciones privadas, que suelen ser los aportes más significativos durante los procesos electorales. En los cuatro países centroamericanos y Paraguay los órganos estatales o no reciben informes sobre ingresos privados o los registran sin llevar a cabo ningún tipo de revisión o fiscalización de éstos, concentrándose sólo sobre el uso correcto de los recursos públicos.

La rendición de cuenta goza de baja confiabilidad: En los ocho países evaluados, los expertos encuestados confirman que los informes presentados por candidatos y partidos al órgano electoral sobre sus ingresos y gastos no son confiables o están incompletos. En Argentina, Paraguay, Colombia, Costa Rica y Nicaragua, los expertos estiman que en general se declara menos que 50 por ciento de los fondos recaudados.

Cuando los políticos se sienten más comprometidos con sus donantes que con la ciudadanía, son los pobres quienes más sufren ya que sus recursos no alcanzan para influir a los políticos en el cumplimiento de sus promesas electorales. Esto afecta directamente la calidad de vida de la gente y la credibilidad de las democracias. Según el Barómetro Global de la Corrupción 2006 de Transparency International, los encuestados en diez países de Latinoamérica perciben a los partidos políticos como uno de los sectores más corruptos de la sociedad, con una puntuación de 4,2 en una escala del 1 al 5 (1 menos, 5 más corrupto).

# # #

Transparency International es la organización global de la sociedad civil que lidera la lucha contra la corrupción.

Sobre el Centro Carter:

El Centro Carter es una organización no gubernamental que contribuye a aliviar el sufrimiento humano.

Sobre Crinis:

El proyecto Crinis -rayo de luz en latín- es un proyecto en conjunto de Transparency International y el Centro Carter que evalúa y compara niveles de transparencia y rendición de cuentas en los sistemas de financiamiento de partidos y campañas en: Argentina, Paraguay, Perú, Colombia, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Panamá. Basado en casi 150 indicadores detecta vulnerabilidades y fortalezas en áreas claves.

Para más información haga click aquí.

Para descargar el folleto sobre Crinis en español haga click aquí.

Para ver el Informe Crinis en español haga click aquí.


For any press enquiries please contact

En Berlín:
Marta Erquicia
Gypsy Guillén Kaiser
T: +49-30-3438 20662
E: press@transparency.org

En Panamá:
Silke Pfeiffer
T: (507)67604329