Skip to main content

Según el Barómetro Global de la Corrupción de TI 2004 los partidos políticos son las instituciones más corruptas del mundo

En seis de cada 10 países, los partidos políticos obtienen la peor calificación.Los gobiernos deben posibilitar los medios necesarios para combatir la corrupción, empezando por la ratificación de la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción

En todo el mundo, el público percibe a los partidos políticos como las instituciones más afectadas por la corrupción, según el Barómetro Global de la Corrupción 2004, publicado hoy por Transparency International (TI), para conmemorar el Día Internacional Contra la Corrupción de Naciones Unidas. TI es la organización no gubernamental líder en la lucha contra la corrupción en todo el mundo.

En 36 de los 62 países encuestados, el público consideró a los partidos políticos como las instituciones más afectadas por la corrupción. En una escala de 1 para las instituciones libres de corrupción y 5 para las más corruptas, los partidos son los peores calificados del mundo, con una puntuación media de 4,0. En Ecuador, seguido por Argentina, India y Perú la calificación ha sido incluso peor. Asimismo, el público calificó a la corrupción política como un problema serio y manifestó que la corrupción afectaba más a la vida política en su país que a las empresas y a la vida privada.

Después de los partidos políticos, las otras instituciones más corruptas del mundo resultaron ser los parlamentos, la policía y el poder judicial, según esta nueva edición de la encuesta de opinión de TI. El informe, que incluye a más de 50.000 encuestados del público en general en 64 países, fue realizado por Gallup International, quien, por encargo de TI incluyó determinadas preguntas en su Encuesta de la Voz de la Gente, realizada entre junio y septiembre de 2004 .

“Es hora de aprovechar la cooperación internacional para implementar una política de tolerancia cero para la corrupción política, y así terminar con prácticas en las que los políticos violan las leyes – robándoles a los ciudadanos comunes y escondiéndose detrás de su inmunidad parlamentaria,” dijo el miembro de la Junta Directiva de TI y Presidente de TI Camerún, Akere Muna, en su discurso en París hoy. "Los partidos políticos y sus candidatos para las elecciones son depositarios de las esperanzas de las personas que los votan y que les confían el poder. Los líderes políticos no deben abusar de esa confianza, poniéndose al servicio de intereses corruptos o egoístas una vez en el poder", dice Akere Muna.

Hoy en todo el mundo, durante la celebración del Primer Día Mundial Contra la Corrupción establecido por Naciones Unidas, los Capítulos Nacionales de TI presionarán a los gobiernos y parlamentos para que ratifiquen la Convención de Naciones Unidas, que necesita 30 firmas para entrar en vigencia, de las que ya ha obtenido 12. La Convención de Naciones Unidas facilitará tanto la recuperación de los activos robados por los políticos y su devolución a los beneficiarios que correspondan. También facilitará la extradición de los líderes corruptos que buscan asilo en el extranjero.

El Barómetro de este año revela que el público sigue siendo pesimista – 1 de cada 5 cree que la corrupción aumentará en los próximos 3 años. “Todavía tenemos motivos de esperanza - es obvio que el público conoce el problema y quiere ver un cambio", dice Akara Muna. "El Día Contra la Corrupción ofrece una oportunidad y un desafío a aquellos en el poder para cortar los lazos de la corrupción y, al mismo tiempo, involucrarse con los ciudadanos para solicitar apoyo en la toma de medidas en el combate de la corrupción, para limpiar la vida política”, subrayó Muna.

En cinco de los países encuestados (Camerún, Kenia, Lituania, Moldavia y Nigeria), al menos una de cada tres personas dijo que ellos u otros miembros de sus hogares habían pagado un soborno en los últimos 12 meses. El Barómetro Global de la Corrupción de 2004 también indica que la corrupción afecta sobre todo a los sectores más pobres. La mitad de los encuestados con bajos ingresos cree que los actos de corrupción menores resultan un gran problema, mientras que el 38% de los encuestados con altos ingresos también lo creen. Los pobres son los más afectados por la corrupción en sus vidas personales y familiares.

INSTITUCIONES EN RIESGO

La elección de los partidos políticos como las instituciones más corruptas también confirma los hallazgos del Barómetro Global de la Corrupción del año pasado. Sobre estos resultados, Cobus de Swardt, Director de Programas Globales de TI, dijo: “Los partidos políticos son el campo de entrenamiento para la mayoría de los líderes gubernamentales y parlamentarios. Las leyes nacionales deberían prohibir a los partidos políticos y a sus candidatos a que acepten donaciones de fuentes dudosas, así como también obligarlos a revelar sus fuentes de financiamiento. Los partidos políticos deben tomar las medidas necesarias para erradicar la corrupción e incrementar la transparencia, mediante la selección justa de candidatos, campañas electorales limpias, con fuentes de financiamiento conocidas, no corruptas."

Pero los partidos políticos no fueron las instituciones percibidas como las más corruptas en todos los países (ver tabla 2). Según el Barómetro Global de la Corrupción 2004, los encuestados en Argentina, Indonesia, Corea del Sur, Taiwán y Ucrania consideraron a sus parlamentos / legislaturas al menos tan corruptos como sus partidos políticos, si no más.

En Camerún, Georgia, Ghana, Guatemala, Kenia, Malasia, México, Moldavia, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Rusia, Sudáfrica y Ucrania la policía fue señalada como la institución más corrupta. En Afganistán, Croacia, Macedonia (Antigua República Yugoslava), y Venezuela, el poder judicial / sistema legal fue identificado como la institución más afectada por la corrupción.

En Hong Kong, Holanda, Noruega, y Singapur, el sector privado / empresas se identificaron como los más afectados por la corrupción. En Portugal y Turquía, los entes recaudadores de impuestos fueron catalogados como los más corruptos, y en Albania, Bulgaria, Camerún, Kosovo, Lituania, Moldavia, Rumania y Ucrania, las autoridades aduaneras aparecen entre las más afectadas por la corrupción, a pesar de que a veces los puntajes eran igual de bajos que los de otras instituciones y sectores.

¿CORRUPCIÓN POLÍTICA Y CORRUPCIÓN MENOR: QUÉ PROBLEMA ES MAYOR?

En todo el mundo, la corrupción política –corrupción en los altos niveles de la sociedad, cometida por las elites líderes y empresas importantes– fue identificada como un problema mayor por el 57% de los encuestados. En menor medida (45%) se mencionó los actos de corrupción menor o corrupción administrativa –actos de corrupción cometidos por ciudadanos comunes en sus vidas diarias, tales como sobornos pagados por licencias e infracciones de tránsito– como un gran problema. Sin embargo, tanto la corrupción política como los actos de corrupción menor fueron considerados obstáculos significativos, con ocho de cada 10 encuestados citándolos como un problema considerable o bastante significativo en sus países.

Cobus de Swardt comentó: “La corrupción política es un delito insidioso, con un fuerte componente de oferta y demanda. La comunidad empresarial internacional, así como los funcionarios electos, deben asumir responsabilidad por la grave preocupación expresada en todo el mundo por el alcance y los daños causados por la corrupción política.”

Los actos de corrupción menor o administrativa no fueron considerados un tema importante en los países industrializados encuestados, y fue casi inexistente en los países nórdicos y Singapur. Las excepciones –donde los actos de corrupción menor fueron considerados significativos– incluyen Francia, Grecia, Italia, Portugal y España, donde los niveles de corrupción política eran iguales a los de los países en desarrollo.

En Brasil, el 99% de los encuestados consideraron tanto la corrupción política como los actos de corrupción menor como un problema bastante serio. El público en Ecuador y Turquía también consideró ambos temas como un problema significativo.

¿CÓMO ME AFECTA LA CORRUPCIÓN? ¿Y A MI PAÍS?

Es mayor la preocupación del impacto de la corrupción en la vida política que en la vida personal / familiar o en los negocios. En Europa occidental hubo respuestas diferentes: más de 5 de cada 10 individuos en Francia, Grecia, Irlanda e Italia sentían que la corrupción tenía un gran impacto en la vida política de su país. Sin embargo, en Holanda, el resultado fue de 1 de cada 10.

En Europa central y oriental, la mitad o más de la mitad de los encuestados en Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, la República Checa, Letonia, Lituania, Moldavia, Polonia, Rumania y Ucrania creían que la corrupción tenía un gran impacto en la vida política. Entre los países africanos encuestados, los nigerianos manifestaron que creían firmemente que la corrupción había afectado a la vida política en gran medida, así lo creen 6 de cada 10 personas. En Bolivia, Brasil y Perú, casi 8 de cada 10 mostraron preocupación sobre el impacto de la corrupción en la vida política, comparados con 6 de cada 10 en Argentina y México y sólo 3 de 10 en Guatemala y Venezuela. En el resto del mundo, casi 2 de 3 Israelíes, Surcoreanos y Taiwaneses consideraron alta la incidencia de la corrupción en la vida política.

EFECTO DE LA CORRUPCIÓN EN LOS DISTINTOS ASPECTOS DE LA VIDA DE UN PAÍS

El público en Japón, Singapur y la mayoría de los países de Europa occidental mostraron muy poca preocupación sobre el impacto de la corrupción en los negocios, a excepción de Italia y Grecia, donde casi cinco de cada 10 encuestados creían lo contrario. Los Europeos del centro y este, Bosnia y Herzegovina y Croacia expresaron una mayor preocupación por la incidencia de la corrupción en el ámbito corporativo. En Camerún, Ghana y Kenia, y también en Turquía, Corea del Sur y Taiwán, uno de cada dos encuestados resaltaron que la corrupción afecta a las empresas. En Brasil y Perú, seis de 10 respondieron que la corrupción tenía un gran impacto en los negocios.

En el Barómetro surgen diferencias notorias entre los países desarrollados y en desarrollo cuando se les pregunta a los encuestados sobre el impacto de la corrupción en su vida personal y familiar. Los países desarrollados vieron un bajo impacto de la corrupción, a excepción de Canadá, Grecia, Hong Kong, Israel, Taiwán y Estados Unidos, donde 4 de cada 10 encuestados manifiestaron que la corrupción afecta su vida personal en gran medida o moderadamente. Sin embargo,1 de cada 3 encuestados en Bolivia, Bosnia y Herzegovina, Brasil, Ecuador, Ghana, India, Kenia, México, Pakistán, Perú, Filipinas y Turquía reportan un gran impacto negativo de la corrupción en el ámbito personal.

¿QUIÉN PAGA SOBORNOS?

En todo el mundo, el 10% de los encuestados dijo que ellos o algún miembro de su familia habían pagado un soborno en los últimos 12 meses. En Camerún, la mayoría de los encuestados admitió haber pagado un soborno en el último año. En países de la Unión Europea, según los datos recolectados, los griegos fueron los que pagaron más sobornos en el último año (11%). Por el contrario, los sudafricanos admitieron haber pagado sobornos a niveles casi tan bajos como en los países industrializados.

¿PIENSA EL PÚBLICO QUE LOS NIVELES DE CORRUPCIÓN MEJORAN O EMPEORAN?

Según las expectativas a futuro, el 45% de los encuestados en todo el mundo creen que los niveles de corrupción aumentarán en los próximos tres años, comparados con sólo el 17% que espera una baja. Estos hallazgos demuestran que las esperanzas de la gente en todo el mundo no han mejorado desde el Barómetro Global de la Corrupción 2003.

Los países más pesimistas fueron Costa Rica y Ecuador, con tres de cada cuatro personas anticipando una subida. Indonesia fue el más optimista, con dos de tres encuestados que pronostican una reducción en los niveles de corrupción en los próximos años. Muchos países / territorios de Europa central y oriental expresaron un optimismo modesto; mientras que Georgia y Kosovo, fueron particularmente optimistas.

En cinco países latinoamericanos, un porcentaje de encuestados por encima de la media indicó que sentía que la corrupción aumentaría mucho en los siguientes tres años. De los países africanos encuestados, los nigerianos fueron los más pesimistas, y los de Ghana, los más optimistas. En India fueron más pesimistas, con ocho de cada 10 pronosticando un aumento en la corrupción para los siguientes tres años, comparado con menos de 6 de 10 en Pakistán. 7 de 10 filipinos también respondieron que la corrupción aumentaría. Alemania, Holanda, Noruega, Portugal y Suiza fueron los países de Europa occidental donde el público creee que los niveles de corrupción aumentarán en los siguientes años. Sin embargo, Grecia e Irlanda fueron más optimistas.


For any press enquiries please contact

Berlín
Jessica Berns/Jesse Garcia
Tel: +49-30-3438 2045/60
Fax: +49-30-3470 3912
press@transparency.org

París
Marie Wolkers/Jana Kotalik
Tel: +33-1-5377 3787