Reflexiones sobre el estado de la Alianza de Gobierno Abierto en América Latina

Filed under - Politics and government

Speech by Zoë Reiter, 10 January 2013 – Reunion Regional de Gobierno Abierto, Santiago, Chile

Translation of: Opportunities and challenges for open government in Latin America
Image of speaker/author

En términos generales, sabemos que el año que recién termino fue un año positivo en muchos aspectos. Importantes indicadores económicos y sociales muestran que ha habido mejoras, por ello existe una sensación de optimismo en general en gran parte de América Latina.

En la última década, además, las tasas de pobreza se redujeron a cerca de 15 por ciento en América Latina y el Caribe. De la mano de este avance está el hecho de que la democracia parece haberse consolidado como el sistema de gobierno predominante en una región donde, sólo hace unas décadas, las dictaduras y las guerras civiles estaban a la orden del día.

Todo esto nos da razones para celebrar. Pero, si lo analizamos más en detalle quizás el panorama no es tan dulce como parece.

La región enfrenta varios desafíos que, de no abordarse, podrían revertir los avances logrados. Uno de ellos es el problema de la inseguridad y la violencia. Varios países latinoamericanos están entre los  más violentos del mundo. El problema es particularmente severo en algunos países de Centroamérica, pero afecta a la región en general. El promedio mundial es de nueve homicidios por cada 100,000 habitantes y el latinoamericano de 27.

Por otro lado, a pesar del crecimiento económico, sigue siendo la región con mayor desigualdad del mundo. Doce de los veinte países del mundo con mayores niveles de desigualdad están en América Latina y el Caribe.

Además, la gobernabilidad democrática, que va mucho más allá de que se celebren elecciones, sigue siendo uno de los grandes ausentes. La democracia no debe ser vista como el mero acto de votar por un candidato.

La democracia debe ser vivida y ejercida en el día a día. Recibir información para entender cómo se gastan los impuestos; expresar ideas y opiniones libremente y sin temor al castigo, o bien; saber que uno va a ser tratado de manera justa e imparcial por un poder judicial autónomo y profesional son sólo algunas de las muchas maneras en las que se manifiesta un régimen democrático. Cuando esto no existe, la gobernabilidad democrática no funciona y el pacto social, que permite a la gente vivir en paz, tener estabilidad y progresar, se ve severamente obstaculizado. Aquí es donde muchos países de la región fallan, a menudo como resultado de la corrupción, el soborno y falta de transparencia.

Con estos comentarios iniciales de fondo, es que quiero ahora centrarme en la iniciativa Alianza de Gobierno Abierto pues, desde Transparency International, consideramos que es una manifestación práctica y concreta de la voluntad de los gobiernos que la suscriben por apoyar lo que dije antes, la posibilidad de que los ciudadanos latinoamericanos vivan la democracia todos los días. Por otro lado, no basta con suscribirla y apoyarla, es necesario esforzarse por llevarla a la práctica y apoyar su real implementación.

Por ello, a continuación hablaré de lo que considero son algunas de las oportunidades que presenta el OGP, así como algunos de los desafíos que será necesario abordar por parte de todos los que queremos que la transparencia y el gobierno abierto se vuelvan una practica habitual y no la excepción en América Latina.

OPORTUNIDADES DEL OGP

  • La iniciativa que hoy nos reúne, como esta concebida en la declaración misma del OGP, debe traducirse en cada país en un motor que abra oportunidades para el diálogo entre sociedad civil, sector privado y gobiernos bajo el entendido de que solo con la integración de estas visiones se podrá romper el circulo vicioso de la polarización y la confrontación que agobia a mucha de nuestras sociedades. No debe quedar duda que la transparencia que deben promover los gobiernos es un elemento central para generar confianza y que favorece relaciones sociales mas armónicas. No podemos desaprovechar esta oportunidad.
  • En este mismo espíritu, es que nos gustaría aprovechar la oportunidad que abre esta iniciativa,  para generar mas espacios para que la sociedad civil sea vista como un colaborador eficaz y no como un competidor o adversario por parte de los gobiernos.
  • En línea con lo que he mencionado anteriormente, gobierno abierto es mucho mas que una medida de transparencia, un Gobierno Abierto es un mejor gobierno pues será mas efectivo en responder a las demandas ciudadanas, y a las necesidades sociales, especialmente de aquellos mas vulnerables.  Son los mas pobres quienes se encuentran mas lejos hoy en día de los gobiernos y de las decisiones de políticas.  Entonces, creemos que un gobierno mas abierto, mas transparente, y por ende mas efectivo, estará mejor preparado para enfrentar grandes retos como los que mencioné al inicio, la inseguridad, la desigualdad y el ejercicio de los derechos básicos.
  • Por ultimo, en cuanto a oportunidades, quiero resaltar que hablar del gobierno abierto para un movimiento internacional como lo es Transparency International, y muy en particular para sus capítulos miembro en las Américas, significa ir mas allá de los compromisos regionales o internacionales asumidos por los estados y sus gobiernos mediante las convenciones internacionales. Desde luego la importancia de plasmar en la legislación nacional y llevar a la práctica sus preceptos es fundamental, pero gobierno abierto es una oportunidad mas amplia pues significa asimilar, tanto para los ciudadanos como para sus gobiernos, una cultura de transparencia, rendición de cuentas y participación en el diseño de políticas publicas y el ejercicio del poder en general.

Ahora bien, para aprovechar estas y otras oportunidades que brinda una iniciativa tan sobresaliente como es OGP para el desarrollo en la región  debemos también entender y enfrentar una serie de retos.  Desde el punto de vista de Transparency International en las Américas vemos cuatros desafíos que habría que superar para que las oportunidades se conviertan en realidad.

DESAFÍOS

  1. El principal desafío que enfrenta la Alianza para el Gobierno Abierto es que no se devalúe, sino que, por el contrario, se vuelva significativa, para lo cual debe proveer soluciones y entregar resultados concretos.  Algunos gobiernos han asumido  compromisos que podríamos denominar “light”, es decir medidas que no conllevan cambios y avances estructurales en el ejercicio de poder y que más bien parecieran esfuerzos de “marketing” político.  En otros casos, han optado por concentrarse en aplicar “recetas” como open data, cuando sabemos que, por un lado, la oferta de información no es un fin en si mismo, sino un insumo para una mejor y mayor participación de la ciudadanía en los asuntos públicos y, por otro lado, hay muchas y muy variadas limitaciones todavía para la expansión de este tipo de herramienta (es decir dato abierto) en países pobres, con brechas enormes de acceso a Internet e incluso analfabetismo, tanto funcional como digital.
  2. Otro desafío es que los planes de acción nacional sean congruentes con las necesidades de las realidades de sus países, a nivel político, económico, socio-cultural y legal.  Vemos con preocupación que varios gobiernos han obviado incluir en sus planes de acción temas relevantes para la vida diaria de sus sociedad.  Ya he mencionado el caso de la violencia y la inseguridad, y quiero insistir en que este tema tan álgido está ausente, en términos generales, de los planes de los países latinoamericanos.
  3. Un tercer desafío de fondo es la integración e involucramiento de la sociedad civil.  Al respecto cabe señalar que la iniciativa de la Alianza de Gobierno Abierto es nueva, y propone elementos metodológicos audaces, pero experimentales, para generar los resultados que esperamos todos.  Uno de estos elementos es la participación de la sociedad civil a todo nivel.  Y, aunque, vemos con mucho optimismo varias experiencias exitosas donde gobierno y sociedad civil han podido interactuar y concertar planes de acción nacionales, no podemos dejar de preocuparnos por los casos donde los gobiernos unilateralmente enviaron documentos-país sin consulta, negando de esta forma la esencia misma de la iniciativa
  4. Finalmente, vinculado con lo anterior, es fundamental reconocer el trabajo acumulado en la sociedad civil, particularmente latinoamericana. Es importante no olvidar que los objetivos y principios de la Alianza de Gobierno Abierto no son nuevos y hay una larga y profunda experiencia entre las organizaciones de la sociedad civil de la región en este campo.  Es clave entonces que los protagonistas de la Alianza de Gobierno Abierto hagan un esfuerzo continuo en articular el trabajo de la iniciativa con toda la experiencia y labor  realizada previamente por  la sociedad civil y varios gobiernos en la región desde décadas para no reinventar la rueda, sino más bien para alimentarse y vigorizarse de esta rica experiencia de éxitos y lecciones aprendidas, más aún cuando hay mucha atención y energía, de la sociedad civil, de muchos gobiernos, y de donantes  y cooperación enfocada en la Alianza de Gobierno Abierto.

RECOMENDACIONES

Frente a estos desafíos, estamos obligados a buscar propuestas y recomendaciones que minimicen los riesgos de un fracaso de la iniciativa y garanticen una plataforma mínima que asegure una exitosa implementación. 

En primer lugar, creemos que es muy importante tener criterios compartidos de una visión de éxito del OGP.  Esto con el fin de establecer una horizonte que fundamenta la acción colectiva de todos los actores involucrados  y contra cual rendimos cuentas sobre la evolución de la iniciativa AGA.

Como punto de partida para establecer criterios de éxito, seria muy útil contar con unos principios operativos de que significamos cuando hablamos de gobierno abierto.  Como aporte a esta discusión, Transparency International junto con la Alianza Regional, hemos organizados los ingredientes medulares para gobierno abierto en la siguiente formula:

Acceso a información e participación como derecho
+
Transparencia, rendición de cuentas y inclusividad como política
+
Dato Abierto como herramienta
=
Gobierno Abierto

 

Sin embargo, el gobierno abierto no tiene ningún valor si no genera resultados que mejoren la vida de los ciudadanos.

Esto introduce otra recomendación que es el fortalecimiento de alianzas entre la sociedad civil para evitar nuestra fragmentación por un lado y por otro, capitalizar en la experiencia de las organizaciones que llevan años en promover gobierno abierto en sus distintas facetas.  Esta experiencia ha creado una capacidad política y analítica en respuesta a los problemas que enfrenta a región que es crítica si queremos convertir las aspiraciones de la Declaración de Gobierno Abierto en una realidad concreta con mayor impacto para nuestras sociedades.

Finalmente, quiero subrayar que el trabajo de avanzar gobierno abierto no es algo que debiéramos realizar PARA la ciudadanía sino CON la ciudadanía.  Esto implica hacer un esfuerzo mayor por entender a los ciudadanos, llegar a ellos respondiendo a sus necesidades e involucrándolos en el seguimiento a los compromisos asumidos por sus representantes políticos.  La participación ciudadana es el combustible de toda esa maquinaria que es el gobierno abierto y es fundamental para que la iniciativa Alianza de Gobierno Abierto tenga un impacto duradero y responde a las necesidades de la gente.

Country / Territory - Chile   
Region - Americas   
Topic - Advocacy   |   Politics and government   

Stay informed

Related news

15
Feb
2018

Corruption Watch calls for vigilance in wake of Zuma resignation

Corruption Watch greets President Jacob Zuma’s resignation with a mixture of joy and relief, and anger and resentment.

23
Jan
2018

Former vice-president on trial: a watershed moment for Portugal and Angola

Manuel Vicente is the former head of the all-powerful Angolan state oil company Sonangol and was, until a few months ago, the vice-president of ...

19
Jan
2018

Reform and policy recommendations for incoming Weah administration in Liberia

Transparency International and the Center for Transparency and Accountability in Liberia (CENTAL) have issued a series of anti-corruption reform and ...

Related publications

Publication cover image

Mining awards corruption risk assessment tool

A lack of transparency and accountability in the awarding of mining sector licences, permits and contracts – the first stage in the mining value ...

Report published – Dec 2017

Publication cover image

Combatting Corruption in Mining Approvals: Assessing the risks in 18 resource-rich countries

Transparent and accountable mining can contribute to sustainable development. This begins with corruption-free approvals – the very first link in ...

Report published – Dec 2017