Los gobiernos no hacen lo suficiente para combatir la corrupción en Europa y Asia Central

Nuevo informe de Transparency International muestra que las personas temen expresar su repudio a la corrupción

Issued by Transparency International Secretariat



Una de cada tres personas que viven en Europa y Asia Central cree que la corrupción es uno de los problemas más graves que enfrenta su país, señaló hoy un informe de Transparency International. Esta proporción aumenta a dos de cada tres en Moldavia, España y Kosovo, y muestra que se necesitan acciones urgentes contra el abuso de poder y los negociados secretos.

Casi un tercio de los ciudadanos de la región creen que sus funcionarios gubernamentales y legisladores son sumamente corruptos, y la mayoría de las personas afirman que sus gobiernos no hacen lo suficiente para detener la corrupción.

Más de la mitad de las personas en países de la Unión Europea (UE) (el 53 por ciento), los países candidatos a ingresar a la UE (el 53 por ciento) y la Comunidad de Estados Independientes (CEI), que son en su mayoría países que anteriormente formaron parte de la Unión Soviética (el 56 por ciento), señalaron que sus gobiernos no habían logrado frenar la corrupción. Los gobiernos de Ucrania (86 por ciento), Moldavia (84 por ciento), Bosnia-Herzegovina (82 por ciento) y España (80 por ciento) fueron calificados por sus propios ciudadanos como los peores.

Transparency International dialogó con casi 60.000 ciudadanos en 42 países en Europa y Asia Central sobre sus experiencias cotidianas con la corrupción, para preparar su nuevo informe, Personas y Corrupción: Europa y Asia Central, que forma parte de la serie de 2016 del Barómetro Global de la Corrupción.

En promedio, uno de cada seis hogares pagó un soborno para acceder a servicios públicos. Si bien la proporción de hogares que pagaron sobornos para recibir servicios públicos fue menor en muchos estados miembros de la UE, estas cifras eran significativamente mayores a medida que se avanzaba hacia el Este. Los índices más elevados se identificaron en Tayikistán (50 por ciento), Moldavia (42 por ciento) Azerbaiyán, la República de Kirguistán y Ucrania (38 por ciento), y Rusia (34 por ciento). Rumania marcó la proporción más alta para un estado miembro de la UE, del 29 por ciento, seguido por Lituania con el 24 por ciento.

En los países más ricos, casi dos de cada tres personas (el 65 por ciento) creían que las personas con altos ingresos tienen demasiada influencia en las políticas públicas, a diferencia del 44 por ciento en los países en proceso de adhesión a la UE y el 46 por ciento en los países de la CEI.

En España, el 88 por ciento de los entrevistados dijeron que las personas de los sectores más ricos influían indebidamente en las decisiones gubernamentales; en Portugal, las personas con esta opinión eran el 85 por ciento, en Francia el 79 por ciento, y en Alemania y el Reino Unido el 77 por ciento.

“La corrupción es un problema significativo en toda la región de Europa y Asia Central. En los países de la UE, numerosos ciudadanos ven cómo los ricos y los gobernantes distorsionan el sistema en beneficio propio”, manifestó José Ugaz, Presidente de Transparency International. “Los gobiernos sencillamente no están haciendo lo suficiente para enfrentar a la corrupción, pues hay personas en las más altas esferas que se benefician con este fenómeno. Para terminar con esta alarmante relación entre riqueza, poder y corrupción, los gobiernos deben exigir mayores niveles de transparencia, con particular énfasis, con respecto a quiénes tienen la titularidad y el control de las sociedades o empresas, creando registros públicos sobre sus beneficiarios finales”.

“Debido a su posición en la cúspide de la pirámide de poder, es difícil expulsar a las elites corruptas y los oligarcas. Sin embargo, hemos visto que esto sí es posible cuando las personas se unen para reclamar estándares más exigentes a sus líderes y cuando el poder judicial actúa de manera independiente para hacer que rindan cuentas”, señaló Ugaz.

Un gran obstáculo en la lucha contra la corrupción es la falta de protección de quienes la denuncian. El 30 por ciento de todos los entrevistados en Europa y Asia Central dijeron que el principal motivo por el cual no hay más personas que denuncien casos de corrupción es porque temen a las consecuencias. Dos de cada cinco personas que denunciaron irregularidades sufrieron represalias como resultado.

Denunciar abiertamente la corrupción también acarrea un estigma. Sobre todo en países de la CEI, solamente un cuarto de las personas creían que denunciar la corrupción era socialmente aceptable (27 por ciento).

Son pocos los ciudadanos que se sienten empoderados para detener la corrupción en su país: menos de la mitad de las personas (el 47 por ciento) en países de la UE sienten que pueden marcar una diferencia en la lucha contra la corrupción, y esto se reduce a menos de un tercio (el 31 por ciento) en países de la CEI.

Transparency International formula cuatro recomendaciones para reducir la corrupción política y contribuir a que las personas puedan hablar libremente sobre el tema sin temor a represalias. Los gobiernos de Europa y Asia Central deberían:

Nota para los editores: Para ver el informe completo, haga clic aquí. Para ver un mapa descargable sobre índices de soborno en Europa y Asia Central, haga clic aquí. Para ver los informes anteriores sobre África y Medio Oriente y África Meridional, haga clic aquí y aquí. En 2017 se publicarán informes sobre las Américas y Asia Pacífico.

A menos que se indique lo contrario, todas las cifras han sido extraídas del Barómetro Global de la Corrupción 2016 de Transparency International. La implementación del módulo de preguntas sobre el Barómetro Global de la Corrupción 2016 estuvo a cargo de dos empresas de investigación de la región de Europa y Asia Central. TNS Opinion recolectó los datos usando entrevistas presenciales en hogares. Efficience3 organizó la implementación de la encuesta empleando entrevistas telefónicas con soporte informático (Computer Assisted Telephone Interviewing, CATI). En total, 58.238 adultos fueron entrevistados entre noviembre de 2015 y julio de 2016. Las cifras son ponderadas y representativas de todos los adultos (de 18 años o más)


For any press enquiries please contact

Natalie Baharav
Correo electrónico: .(JavaScript must be enabled to view this email address)
Teléfono: +49 30 3438 20 666

Latest

Support Transparency International

Support Us

مؤشر مدركات الفساد 2019

كشـف مؤشـر مـدركات الفسـاد للعـام ً 2019عـددا ً صادمـا مـن الـدول التـي تقـوم ً بقليـل مـن التحسـينات أو لا تقـوم أبـدا بأيـة تحسـينات فـي سـبيل معالجـة الفسـاد، ويقتـرح تحليلنـا بضـرورة تخفيـض مقـدار الأمـوال الطائلـة التـي يتـم انفاقهـا علـى السياسـة، وضـرورة تعزيـز عمليـات صنـع القـرار السياسـي كونهمـا ضروريـان للحـد مـن الفسـاد

IPC 2019: Analyse mondiale

L’Indice de Perception de la Corruption 2019 révèle qu’un nombre impressionnant de pays ne montrent que peu ou pas de signes d’amélioration dans la lutte contre la corruption. Notre analyse suggère également que la réduction de l’influence de l’argent en politique et la promotion de processus de prise de décision inclusifs sont essentielles pour lutter contre la corruption.

CPI 2019: Global Highlights

CPI 2019 reveals that a majority of countries are showing little to no improvement in tackling corruption. More than two-thirds of countries score below 50, with an average score of just 43.

Индекс восприятия коррупции 2019: Восточная Европа и Центральная Азия

Регион имеет сложности с ограниченным разделением властей, злоупотреблением государственными ресурсами в избирательных целях, непрозрачным финансированием политических партий и конфликтами интересов.

Corruption Perceptions Index 2019

The Corruption Perceptions Index ranks 180 countries and territories by their perceived levels of public sector corruption, according to experts and business people.

الشرق الأوسط وشمال إفريقيا

وبنفس معدل الدرجات البالغ ً 39خلال العام الماضي، كان هناك تقدما ً ضئيلا في تحسين السيطرة على الفساد في منطقة الشرق الأوسط وشمال إفريقيا

IPC 2019: Afrique Subsaharienne

Tandis que les Seychelles sont aux prises avec des affaires de blanchiment d’argent, dimension qui n’est pas pris en compte dans le calcul de l’IPC , plusieurs lois anti-corruption, notamment une loi récente sur l’accès à l’information et une commission anti-corruption créée il y a peu, ont contribué à renforcer le cadre de la lutte contre la corruption dans le pays.

Social Media

Follow us on Social Media