En América Latina y el Caribe 1 de cada 3 personas pagaron sobornos durante el último año

Issued by Transparency International Secretariat



Según una encuesta de Transparency International realizada a más de 22.000 personas de 20 países de la región, los gobiernos de América Latina y del Caribe no están cumpliendo los reclamos de sus ciudadanos de que combatan la corrupción. A pesar de las manifestaciones contra la corrupción que tuvieron lugar en el último año en países como Brasil, Guatemala, la República Dominicana y Venezuela, alrededor de dos tercios (62 %) de los encuestados dijeron que la corrupción había aumentado.

El nuevo informe de Transparency International denominado Las personas y la corrupción: América Latina y el Caribe, que forma parte de la serie del Barómetro Global de la Corrupción, concluyó que el 29 % de los ciudadanos que utilizaron seis servicios públicos clave (escuelas, hospitales, adquisición de documentos de identidad, servicios públicos, policía y tribunales) en los últimos 12 meses pagaron algún soborno. Esto equivale a aproximadamente 90 millones de personas en los 20 países relevados.

“Los latinoamericanos y caribeños están siendo defraudados por sus gobiernos, su clase política y los líderes del sector privado. El caso Lava Jato, el cual causó un tremendo impacto en la región, demuestra que la corrupción está ampliamente extendida. El soborno representa una modo de enriquecerse para unos pocos y un gran obstáculo para acceder a servicios públicos clave, en especial, para los sectores más vulnerables de la sociedad”, manifestó José Ugaz, presidente de Transparency International.

El 28 % de las personas que denunciaron algún hecho de corrupción sufrieron represalias. Esto podría explicar por qué, aunque en la región la denuncia de irregularidades se considera una conducta culturalmente aceptable y el 70 % de los ciudadanos cree que pueden marcar una diferencia en la lucha contra la corrupción, solo el 9 % se ha atrevido a denunciar sobornos.

Las personas no confían en la policía. Junto con los políticos, se señaló a la policía como la institución pública más corrupta. Un 47 % de los encuestados manifestó que la mayoría de los policías, o todos ellos, eran corruptos.

“El último año ha visto varios gobiernos ser sacudidos por escándalos de corrupción, y a Venezuela sumiéndose en una crisis cada vez más profunda. Sin embargo, según este informe, los reclamos de rendición de cuentas y transparencia que expresan los ciudadanos no están siendo atendidos por sus líderes. Es necesario que los gobiernos tomen mayores medidas para erradicar la corrupción en todos los niveles, sobre todo en los organismos encargados de velar por el cumplimiento de la ley, los cuales deben tener un papel clave en lucha contra la impunidad. Deben fortalecer mecanismos para la investigación y el juzgamiento de los corruptos y brindar mayores protecciones a quienes denuncian hechos de corrupción”, indicó Ugaz.

Transparency International insta a los gobiernos a fortalecer sus sistemas judiciales, combatir la corrupción policial y respaldar a aquellos ciudadanos que están dispuestos a denunciar la corrupción. Deben crear canales accesibles y anónimos para que quienes deseen hacerlo puedan realizar denuncias y deben proteger a esas personas y a sus familias contra la posibilidad de represalias.

En toda la región, los gobiernos obtienen bajas calificaciones en lo que respecta a combatir la corrupción. En promedio, más de la mitad de las personas relevadas manifestaron que la actuación de sus gobiernos ha sido deficiente. En Venezuela y Perú, más del 70 % de los consultados dieron una opinión negativa.

Entre otras conclusiones clave se incluyen las siguientes:

Nota para los editores: Para ver el informe completo, haga clic aquí. Para ver los informes anteriores de la serie del Barómetro Global de la Corrupción sobre Asia Pacífico, Europa y Asia Central, África y Medio Oriente y África Meridional, haga clic aquí, aquí, aquí y aquí


For any press enquiries please contact

Natalie Baharav
+49 30 34 38 20 666
.(JavaScript must be enabled to view this email address)

Latest

Support Transparency International

Support Us

Fighting corruption in the age of “fake news”

"Fake news" has become a major threat to public trust in democracy and news media outlets over the past years. The fight against corruption is also affected.

Right to information: a tool for people power

Globally, approximately 120 countries have right to information laws. In some countries, these laws are top notch, but in others, the laws either don’t exist or need significant improvements. On International Right to Know Day, citizens are speaking out around the world to demand greater accountability from government. But are most people even aware of their right to request information in the first place?

Global Corruption Barometer - Latin America and the Caribbean 2019

The Global Corruption Barometer (GCB) – Latin America & Caribbean highlights the disproportionate effect that corruption has on women and a significant lack of political integrity among government leaders.

Mujeres y corrupción en Latinoamérica y el Caribe

A lo largo de la última década, cada vez más mujeres de Latinoamérica y el Caribe han alzado la voz en reclamo de igualdad de derechos para las mujeres y las niñas.

Women and corruption in Latin America & the Caribbean

The Global Corruption Barometer (GCB) – Latin America and the Caribbean is an important step for understanding how corruption affects women. For the first time, the GCB highlights data on sexual extortion, or sextortion, one of the most significant forms of gendered corruption. It also presents new data on women’s experiences of bribery.

Falta de integridad política en Latinoamérica y el Caribe, especialmente en torno a las elecciones

El Barómetro Global de la Corrupción - América Latina y el Caribe revela una falta de integridad política, especialmente en torno a los procesos electorales.

Political integrity lacking in Latin America and the Caribbean, especially around elections

The Global Corruption Barometer - Latin America and the Caribbean reveals a worrying lack of political integrity, especially around electoral processes.

Social Media

Follow us on Social Media