El Índice de Percepción de la Corrupción muestra un estancamiento de la lucha contra la corrupción en la mayoría de los países

El análisis revela que la corrupción está contribuyendo a una crisis de la democracia a escala global

Issued by Transparency International Secretariat



Berlín, 29 de enero de 2019 – El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2018, publicado hoy por Transparency International, revela la incapacidad de la mayoría de los países para controlar la corrupción, lo que a su vez contribuye a una crisis de la democracia en todo el mundo.

“Con tantas instituciones democráticas amenazadas en todo el mundo –a menudo por líderes con tendencias autoritarias o populistas– es necesario seguir trabajando para fortalecer los mecanismos de control y equilibrio y proteger los derechos de los ciudadanos”, señaló Patricia Moreira, directora ejecutiva de Transparency International. “La corrupción socava la democracia y genera un círculo vicioso que provoca el deterioro de las instituciones democráticas, que progresivamente van perdiendo su capacidad de controlar la corrupción”.

El IPC de 2018 se nutre de 13 encuestas y evaluaciones realizadas por expertos para medir la corrupción en el sector público de 180 países y territorios, a los cuales se les asigna una puntuación de 0 (corrupción elevada) a 100 (transparencia elevada). Los resultados pueden consultarse en: www.transparency.org/cpi2018

Aspectos destacados del IPC

Más de dos tercios de los países analizados obtienen menos de 50 puntos. La puntuación media es de tan solo 43. Desde 2012, solamente 20 países han registrado mejoras significativas en sus respectivas puntuaciones; entre ellos figuran Estonia y Costa de Marfil. En otros 16 países, entre los que destacan Australia, Chile y Malta, las puntuaciones han empeorado de forma significativa.

Dinamarca y Nueva Zelanda se sitúan en las primeras posiciones del Índice con 88 y 87 puntos, respectivamente. En la parte baja de la tabla se encuentran Somalia, Sudán del Sur y Siria, con 10, 13 y 13 puntos, respectivamente. Por regiones, Europa Occidental y la Unión Europea (con 66 puntos de media) son las mejor puntuadas, y África (con una media de 32 puntos) la que presenta una peor puntuación media, seguida muy de cerca por Europa Oriental y Asia Central (35 puntos de media).

La corrupción y la crisis de la democracia

El análisis cruzado del IPC con los datos relativos a la democracia desvela una relación directa entre la corrupción y la salud democrática global. Las democracias caracterizadas como “plenas” obtienen en promedio 75 puntos en el IPC; las etiquetadas como “débiles” una media de 49 puntos; los denominados “regímenes híbridos” (que presentan elementos propios de los sistemas autocráticos), 35 puntos de media; y los regímenes autocráticos son los que obtienen peores resultados, con 30 puntos de media.

Como ejemplo de esta relación entre democracia y corrupción, las puntuaciones de Hungría y Turquía en el IPC se redujeron en ocho y nueve puntos, respectivamente, a lo largo de los últimos cinco años. En ese tiempo, Turquía perdió la denominación de “parcialmente libre” y pasó a la categoría de “ausencia de libertad”, mientras que Hungría registraba la puntuación más baja en el apartado de derechos políticos desde la caída del comunismo en 1989. Estos resultados reflejan el deterioro del Estado de Derecho y de las instituciones democráticas en ambos países, y además reflejan la rápida erosión del espacio de la sociedad civil así como de los medios de comunicación independientes.

En términos más generales, se puede afirmar que los países con mayor índice de corrupción pueden resultar lugares peligrosos para los opositores políticos. Prácticamente todos los países cuyos gobiernos ordenan o toleran asesinatos políticos se encuentran entre los clasificados como altamente corruptos por el IPC.

Países que es necesario observar

Con una puntuación de 71, Estados Unidos desciende cuatro puntos con respecto al índice del año pasado y alcanza su nivel mínimo en el IPC de los últimos siete años. Este año ha sido también la primera vez desde 2011 que EE. UU. sale del grupo de 20 líderes en el IPC. Este descenso se produce en un contexto en el que EE. UU. ve amenazado su sistema de controles y contrapesos, además de sufrir una erosión de las normas éticas en sus máximos niveles de poder.

Brasil pierde dos puntos en comparación con el año anterior y se sitúa en 35 puntos, lo que también supone su puntuación más baja del IPC en siete años. Junto a las promesas de acabar con la corrupción, el nuevo presidente ha dejado claro que gobernará con mano firme, lo que representa una amenaza para muchos de los hitos democráticos que ha logrado el país.

“Nuestra investigación establece un vínculo muy claro entre el hecho de contar con una democracia saludable y el éxito en la lucha contra la corrupción en el sector público”, afirmó Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparency International. “La corrupción tiene una probabilidad mucho mayor de surgir cuando la democracia se asienta sobre cimientos débiles y, como hemos visto en muchos países, cuando los políticos antidemocráticos y populistas tienen la oportunidad de utilizarla para su beneficio”.

Para conseguir un progreso real en la lucha contra la corrupción y fortalecer la democracia en todo el mundo, Transparency International insta a todos los gobiernos a:

Notas para los editores

Nuestro análisis transversal del Índice de Percepción de la Corrupción relacionado con la crisis mundial de la democracia incluye datos tomados del Índice de Democracia que elabora la Unidad de Investigación Económica de la revista The Economist, el Índice de Libertad en el Mundo elaborado por Freedom House y el Informe anual sobre la democracia que elabora Variedades de democracia (V-Dem).

Acerca de Transparency International

Transparency International es la organización mundial de la sociedad civil que lidera la lucha contra la corrupción desde hace 25 años. Si desea colaborar con nosotros, visite la página transparency.org.

Acerca del Índice de Percepción de la Corrupción

Desde su creación en 1995, el Índice de Percepción de la Corrupción, el producto de investigación estrella de Transparency International, se ha convertido en el principal indicador a escala mundial de la corrupción en el sector público. El índice ofrece una instantánea anual del grado relativo de corrupción, a través de una clasificación de países y territorios de todo el planeta. En 2012, Transparency International revisó la metodología empleada para elaborar el índice a fin de posibilitar la comparación de las puntuaciones registradas entre un año y el siguiente. Para obtener más información, visite la página www.transparency.org/research/cpi.


For any press enquiries please contact

Michael Hornsby
Jen Pollakusky
T: +49 30 34 38 20 666
E: .(JavaScript must be enabled to view this email address)

Latest

Support Transparency International

Support Us

What people think: corruption in the Middle East & North Africa

Momentum has been building against corruption for years in the Middle East and North Africa. From Lebanon and Sudan, where millions of people took to the streets earlier this year to speak out against their governments, to the Arab revolutions that toppled corrupt leaders nearly a decade ago, people are fed up with rampant corruption across the region.

Wasta: How personal connections are denying citizens opportunities and basic services

In many Arab countries the use of personal connections, or “wasta” in Arabic, is a common practice and a social norm. People use their family or social contacts to skip the line and gain quicker and better access to basic goods and services. How much you can increase the speed and quality of your service often depends on who you know – the higher the better, of course.

Sextortion: Middle East and North Africa

Sextortion is one of the most significant forms of gendered corruption and although women’s rights have advanced unevenly across the Middle East and North Africa, positive momentum has been building in the region over the last decade.

Lack of political integrity is undermining trust in democracy in Middle East and North Africa

The Global Corruption Barometer – Middle East and North Africa 2019 reveals that leaders in the region are perceived as acting in their own self-interest at the expense of the citizens they are meant to serve. This has serious consequences for trust in democratic institutions.

آراء المواطنين:  الفساد في منطقة الشرق الأوسط وشمال أفريقيا

لقد تزايد زخم التنديد بالفساد خلال السنوات الماضية في منطقة الشرق الأوسط وشمال إفريقيا. وضاق الناس ذرعا بالفساد المستشري في مختلف أنحاء المنطقة، من لبنان والسودان، حيث خرج ملايين الناس إلى الشوارع في مطلع هذا العام للتنديد بصوت عال بممارسات حكوماتهم، إلى الثورات العربية التي أطاحت بالزعماء الفاسدين منذ زهاء عشر سنوات.

الرشوة الجنسية: منطقة الشرق الأوسط وشمال إفريقيا

على الرغم من تفاوت التقدم المُحرز على مستوى حقوق المرأة في مختلف أنحاء الشرق الأوسط وشمال إفريقيا، شهدت المنطقة زخما إيجابيا تنامى تدريجيا خلال العقد الماضي. إذ أصبح عدد أكبر من النساء يُعبّرن عن أنفسهن داعيات إلى تعزيز تمثيل المرأة في الحكومة وتجريم العنف المنزلي وتحقيق المساواة في الحقوق للنساء والفتيات، إلى جانب عدد من المسائل الأخرى التي تهم المرأة. وتُناضل النساء في مختلف دول المنطقة من أجل إعلاء كلمتهن.

حرمان المواطنين من مختلف الفرص والخدمات الأساسية  بسبب استغلال آخرين لعلاقاتهم الشخصية

يُعتبر استغلال العلاقات الشخصية في البلدان العربية، أو ما يُعبّر عنه بالواسطة، مُمارسة منتشرة ومُتعارف عليها اجتماعيا. إذ يستغل مختلف الأشخاص علاقاتهم الأسرية أو الاجتماعية لعدم الوقوف في الصف وللوصول على نحو أسرع وأفضل إلى المدارس أو الجامعات أو المستشفيات أو الوظائف، و"لتعجيل" الإجراءات الإدارية في المؤسسات الحكومية مثل تجديد وثائق الهوية أو شهادات الميلاد. وتعتمد عادة سرعة حصولك على الخدمة وجودتها على الشخص الذي تعرفه؛ فبطبيعة الحال، كلما كان في منصب أعلى كان ذلك أفضل لك.

Social Media

Follow us on Social Media