Declaración de Panamá: Es tiempo de justicia, equidad, seguridad y confianza

Declaración de Panamá: Es tiempo de justicia, equidad, seguridad y confianza

17.º IACC 2016

Más de 1.600 personas de 130 países se reunieron en la ciudad de Panamá con un mensaje común: ahora es tiempo de justicia, equidad, seguridad y confianza.

Cuando la Conferencia Internacional contra la Corrupción concluyó en Malasia en 2015, el reclamo era de “Tolerancia cero con la impunidad” de la corrupción en todos los niveles —desde los actos de corrupción menor hasta la corrupción a gran escala— y para aquellos que se apropian de la riqueza de un país, facilitan la propagación del crimen organizado, protegen con secreto informativo a los evasores de impuestos y ocultan los fondos con que se financia al terrorismo.

Ahora es tiempo de justicia.

A medida que el mundo cambia, también la corrupción se transforma. Como bien sabemos, la corrupción prolifera gracias a una red de sociedades y fideicomisos corruptos, y afecta transversalmente a todos los ámbitos. Cada vez se encuentra más enquistada en la política, y favorece la corrupción, la piratería, la trata de personas, el narcotráfico y la destrucción ambiental.

La corrupción a gran escala perjudica a las personas y las sociedades en general, y debe entenderse como una amenaza global.

Reconocemos cómo los nexos cada vez mayores entre corrupción, delitos contra la vida silvestre, delincuencia organizada y flujos de fondos ilícitos dañan gravemente a las sociedades y deberían ser una prioridad para el movimiento contra la corrupción.

Ha llegado el momento de ampliar y fortalecer alianzas globales y otras redes, de norte a sur, para acabar con los flujos financieros ilícitos transnacionales, y favorecer así la cooperación internacional contra el lavado de dinero, promover la transparencia sobre los verdaderos titulares de las sociedades, y detener a quienes facilitan estas maniobras.

Los gobiernos deberían trabajar en asociación con instituciones financieras internacionales, y aplicar el sólido sistema de sanciones para asegurar que los funcionarios públicos que se prestan a corrupción no queden impunes.

Es tiempo de equidad: la corrupción profundiza la desigualdad en el mundo y la conciencia y el enojo de las personas cada vez son más significativos y notorios. A medida que muchos países entienden la relación entre corrupción y desigualdad, las personas han salido a las calles en protesta, como ha sucedido, por ejemplo, en Islandia, Brasil, Guatemala, Moldavia, Turquía, Ucrania y Corea del Sur. En otros casos, esta nueva conciencia de la realidad se ha reflejado en los resultados electorales.

Es tiempo de seguridad: en muchos países,  se está reduciendo el espacio para la sociedad civil. Periodistas, cineastas, denunciantes y todo tipo de activistas están siendo encarcelados por hablar contra la corrupción. Se sancionan leyes que dificultan el funcionamiento de las ONG, facilitan la censura de medios de comunicación y debilitan a jueces y fiscales.

Es tiempo de confianza: una asociación directa entre el sector privado, la sociedad civil y los gobiernos podrá ser el marco de nuestra acción colectiva. Nuestro objetivo es propiciar cambios y generar confianza, con transparencia e integridad.

En Panamá, reflexionamos sobre el rol crítico que los medios de comunicación en general, y los periodistas de investigación en particular, han tenido este año, y cómo su papel seguirá siendo fundamental para poner en evidencia a los corruptos y exigir justicia.

Ahora es tiempo de actuar. Debemos asociarnos con todos aquellos que combaten la corrupción y con las empresas bienintencionadas.

Nos hemos reunido para definir en qué áreas nuestra labor será más efectiva y para alzar nuestras voces contra el avance de la autocracia en el mundo, que amenaza con cercenar libertades.

Trabajando juntos, podremos fortalecer nuestra red de activistas anticorrupción. Juntos, el sector público, las empresas y la sociedad civil, podrán lograr que los corruptos rindan cuentas por sus actos. Es tiempo de justicia, equidad, seguridad y confianza.

Agradecemos al gobierno y al pueblo de Panamá, y esperamos continuar colaborando para que la impunidad y la corrupción a gran escala no sigan siendo toleradas.

Y extendemos nuestro agradecimiento al pueblo de Dinamarca, por recibir al movimiento global contra la corrupción y a la 18.° IACC en Copenhague en 2018. 

For any press enquiries please contact press@transparency.org

Latest

Support Transparency International

Risky business: Europe’s golden visa programmes

Are EU Member States accepting too much risk in their investor migration schemes?

Future Against Corruption Award 2018

TI is calling on young people across the globe to join the anti-corruption movement. People between the age of 18 and 35 are invited to submit a short video clip presenting their idea on new ways to fight corruption. Three finalists will be invited to Berlin during the International Anti-Corruption Day festivities to be awarded with the Future Against Corruption Award. Apply today!

The Azerbaijani Laundromat one year on: has justice been served?

In September last year, a massive leak of bank records from 2012 to 2014 showed that the ruling elite of Azerbaijan ran a $3 billion slush fund and an international money laundering scheme. One year on, has enough been done to hold those involved to account?

Right to information: knowledge is power

The right to information is vital for preventing corruption. When citizens can access key facts and data from governments, it is more difficult to hide abuses of power and other illegal activities - governments can be held accountable.

Paradise lost among Maldives dodgy land deals

Should tourists run for cover as a storm of corruption allegations sweeps across the Maldives?

Foreign bribery rages unchecked in over half of global trade

There are many losers and few winners when companies bribe foreign public officials to win lucrative overseas contracts. In prioritising profits over principles, governments in most major exporting countries fail to prosecute companies flouting laws criminalising foreign bribery.

Ensuring that climate funds reach those in need

As climate change creates huge ecological and economic damage, more and more money is being given to at-risk countries to help them prevent it and adapt to its effects. But poorly governed climate finance can be diverted into private bank accounts and vanity projects, often leading to damaging effects.

Social Media

Follow us on Social Media