Centroamérica: Foro apunta a reducir el impacto de la corrupción

Esta semana gente de todas partes de América Central y República Dominicana estarán observando a Costa Rica, representantes de gobiernos, empresas, medios de comunicación y la sociedad civil se reúnen para El Segundo Foro de América Central y República Dominicana por la Transparencia en San José. El Foro es una oportunidad única para que los principales actores involucrados en la lucha contra la corrupción puedan coordinar medidas para erradicar la corrupción, intercambiar experiencias y discutir temas relevantes para la región.

Los progresos realizados desde la firma de la Declaración de Guatemala para una Región Libre de Corrupción, hecha por los presidentes de la región y un delegado de República Dominicana en 2006 fueron analizados durante el Foro del año pasado en El Salvador. Como resultado, la Declaración fue actualizada, así como el compromiso de llevar a la practica la implemenatacion de otras convenciones anti-corrupción por parte de actores de todos los sectores implicados en la lucha contra la corrupción.

El Foro de este año tendrá un enfoque en la revisión de los efectos que tiene la corrupción, así como en las principales preocupaciones y prioridades para la región.

La democratización como una prioridad regional

La corrupción ha obstaculizado los procesos de democratización en varios países de América Central en las últimas dos décadas. Los ciudadanos de la región pueden participar en elecciones, las cuales en su mayoría son libres y justas. Pero los gobiernos han tenido dificultades para lograr un cambio significativo para convertir la democracia en una realidad para los ciudadanos más allá de los periodos electorales. Las instituciones democráticas que deben representar a los ciudadanos son todavía imperfectas. Se necesitan con urgencia ampliar la participación, la rendición de cuentas, la transparencia y otras características clave de los regímenes democráticos.

En muchos casos esto ha llevado a las personas a tener bajos niveles de confianza en sus gobiernos y en los partidos políticos. Las instituciones públicas cooptadas por las prácticas corruptas no sólo amenazan con frenar la consolidación de la democracia en toda la región, sino también socavar los esfuerzos para superar la pobreza y la desigualdad, y para establecer una economía dinámica. La corrupción también abre la puerta al crimen organizado.

La corrupción permiet al crimen organizado seguir operando su negocio

El crimen y la violencia se encuentran actualmente en niveles inaceptables y preocupantes en algunos países de América Central. El Banco Interamericano de Desarrollo estima que el costo de la violencia generada por el crimen organizado es de $ 168 mil millones de dólares en toda América Latina. Uno de los casos más extremos es El Salvador, donde se calcula que el costo de la violencia es equivalente al 25 por ciento del PIB del país para en el año 2007.

Según un reciente estudio de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), El Salvador es el país más violento del mundo, con más de 60 muertes violentas por cada 100.000 habitantes. Otros países de Centroamérica con altos índices de homicidios son Guatemala y Honduras.

Los niveles de criminalidad y la violencia en otros tres países de la región (Costa Rica, Nicaragua y Panamá), son considerablemente más bajos, pero un aumento en los últimos años ha suscitado serias preocupaciones. El 71 por ciento de los centroamericanos identifican al crimen como la principal amenaza a su bienestar. La relación entre el crimen organizado y la corrupción es simple: las redes criminales utilizan la corrupción para llevar a cabo actividades ilícitas, así como para evitar ser investigados y llevados a juicio.

Las fuerzas de seguridad y la confianza pública

La corrupción en las fuerzas de seguridad y en las instituciones publicas, principalmente la policía, dificulta la implementación de respuestas eficaces contra la delincuencia. Esto sucede en algunos países de América Central en donde las instituciones encargadas de luchar contra ella están debilitadas por la corrupción.

Transparencia Internacional identifica en el Barómetro Global de la Corrupción de 2010 que cerca de una quinta parte de las personas encuestadas en América Latina pagó un soborno a la policía en el último año. Por otra parte, el 70 por ciento de los encuestados en un estudio realizado en la República Dominicana en 2008 por el Proyecto Latinoamericano de Opinión Pública señala que la policía esta directamente relacionada con grupos criminales.

Esto crea un clima de temor y falta de confianza en las instituciones de seguridad. La delincuencia organizada ha sido hábil para aprovechar las debilidades institucionales de la policía. En la región, las fuerzas policiales operan con frecuencia con procesos y doctrinas que son anacrónicas, y a menudo institucional y financieramente débiles, por lo que es más fácil para el crimen organizado maniobrar al margen de la ley.

Prevalece la impunidad cuando la justicia es débil

Según un informe reciente del Banco Mundial la debilidad de las instituciones judiciales se encuentran entre los principales factores generadores de violencia de la región. Esta debilidad no sólo limita la eficacia para penalizar del delito, sino que también plantea una grave amenaza para la estabilidad democrática.

La corrupción socava los sistemas judiciales, negando a los ciudadanos el acceso a la justicia y el derecho humano básico a un juicio justo e imparcial. Esto, a su vez, aumenta los daños económicos por la disminución de confianza de los inversionistas, dificultando los esfuerzos para reducir la pobreza en América Central. Tanto el pequeño soborno como la influencia política en la judicatura debilitan la capacidad del sistema de justicia para luchar contra la corrupción y deterioran la cohesión social.

Un sistema judicial débil se traduce también en una limitada confianza de los ciudadana en las instituciones. No es de extrañar que los denunciantes y las víctimas de la corrupción no tengan confianza para denunciar delitos, ya que una cuarta parte de los latinoamericanos reporta haber pagado un soborno al sistema judicial en un periodo de doce meses.

¿Qué se puede hacer?

La corrupción sigue afectando la vida cotidiana de millones de personas en toda América Central y la República Dominicana de diversas maneras, desde el pequeño soborno y el temor a los delitos violentos, hasta la pérdida de confianza en las instituciones públicas.

Sin embargo, no todos los esfuerzos para frenar la corrupción en la región han fracasado. Ahora existe una mayor conciencia de lucha contra la corrupción en los ciudadanos en América Central, donde los medios de comunicación están desempeñando un importante papel como organismo de control.

La transparencia en la administración pública es ampliamente reconocida como una condición previa para luchar contra la corrupción en la región. Mientras tanto, la ratificación de instrumentos internacionales contra la corrupción como la Convención Interamericana contra la Corrupción y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción es un importante paso adelante para avanzar el marco jurídico. Sin embargo, queda mucho más por hacer.

Los temas clave para la agenda anti-corrupción que se abordarán en el Segundo Foro de América Central y República Dominicana por la Transparencia son:

Al final del Foro se publicara una declaración final y recomendaciones para identificar los puntos clave de acción, los cuales son esenciales para el progreso en la lucha regional contra la corrupción.

Recursos

Agenda del Foro

Pronunciamento Final del Segundo Foro

Documentos para fomentar el diálogo en el Foro:

Informe del PNUD: Prevención de Violencia y la Lucha Contra la Corrupción en el Ámbito Local

Blog: Lucha contra la corrupción en América Central (incluye video)

La corrupción permite "operar como siempre" al crimen organizado
Fox Latino Noticias (columna de Alejandro Salas de Transparencia Internacional, en inglés)

Reporte sobre el Foro 2010

Para tener en cuenta: Varios de los documentos del Foro se publicarán aquí proximamente.

For any press enquiries please contact press@transparency.org

Latest

Support Transparency International

No hay cambios en las percepciones pese a los avances en América

En los últimos años, América Latina y el Caribe lograron adelantos significativos en la lucha contra la corrupción. En muchos países de la región existen ahora leyes y mecanismos para contrarrestar este fenómeno, las investigaciones legales están avanzando y los movimientos ciudadanos anticorrupción han incrementado. Sin embargo, de acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2017, la región continúa con bajos puntajes.

A redefining moment for Africa

The newly released Corruption Perceptions Index (CPI) provides a good baseline for the African Union (AU) anti-corruption efforts in 2018. This year’s theme for the AU is “Winning the Fight against Corruption: A Sustainable Path to Africa’s Transformation.” As the AU rolls out its plan, this is an important moment for Africa to take stock of the current situation.

Perceptions remain unchanged despite progress in the Americas

In the last few years, Latin America and the Carribbean made great strides in the fight against corruption. Laws and mechanisms exist to curb corruption, while legal investigations are advancing and citizen anti-corruption movements are growing in many countries across the region. However, according to the Corruption Perceptions Index (CPI) 2017, the region continues to score poorly for corruption. How can we explain this contradiction?

Slow, Imperfect Progress across Asia Pacific

While no country in the Asia Pacific region scores a perfect 100, not even New Zealand or Singapore, which both experienced their share of scandals in the last year, our analysis reveals little progress across the region.

Europe and Central Asia: more civil engagement needed

In 2017, authoritarianism rose across Eastern and South East Europe, hindering anti-corruption efforts and threatening civil liberties. Across the region, civil society organisations and independent media experienced challenges in their ability to monitor and criticise decision-makers

Rampant Corruption in Arab States

In a region stricken by violent conflicts and dictatorships, corruption remains endemic in the Arab states while assaults on freedom of expression, press freedoms and civil society continue to escalate.

Digging deeper into corruption, violence against journalists and active civil society

To mark the release of the Corruption Perceptions Index 2017, we analysed corruption levels around the world and looked at how they relate to civil liberties – specifically, the ability of citizens to speak out in defence of their interests and the wider public good.

Social Media

Follow us on Social Media

Would you like to know more?

Sign up to stay informed about corruption news and our work around the world